www.LuisMiguelSite.com - Sitio No Oficial

El Sol brilló en Juriquilla

www.eluniversalqueretaro.mx / Karla Castillo
03/05/2018

Miles de seguidores de Luis Miguel acudieron al Hípico de Juriquilla para ser testigos de uno de los conciertos más esperados de 2018, que marca el regreso a los escenarios de El Sol. En esta cita, el intérprete aprovechó para compartir su nuevo material discográfico, que lleva el mismo título de su gira a nivel nacional, “México por siempre”.

Luego de tres años de ausencia en el estado y tras haber dejado mucho qué desear en su última presentación, Luis Miguel sorprendió a sus fanáticos con un show completo, en el que estuvo acompañado de mariachi.

El concierto inició con una hora de retraso —a las 22:30 horas—, sin embargo, el público olvidó el incidente para entregarse a su artista, quien fue anunciado con estridencias, seguida de música de trompetas y un momento climático en el escenario, ya que detrás de una enorme cortina blanca, luces parpadeantes y proyecciones a modo de ondas, apareció la silueta del cantante, que poco a poco se hacía más grande.

Fue entonces cuando el multipremiado intérprete de “Amor, amor, amor” apareció vistiendo su clásico y elegante traje color negro e impresionó a los presentes con su voz tenor, que fue acompañado con los gritos incesantes de sus fans.

Envuelto en un ambiente festivo, Luis Miguel agradeció a los presentes. “A los grandes fans de toda la vida, de todos los años, gracias de verdad. Qué tal si empezamos a calentar un poco el ambiente, ¿les parece?, con algo que ustedes conocen mejor que yo”, se dirigió al público para entonar “Un hombre busca a una mujer”. Una de las partes más esperadas llegó a mitad del concierto, con un popurrí de éxitos que evocó temas infaltables como “Amor, amor, amor”, “Cuando calienta el sol” y la más coreada de todas, “La incondicional”.

A lo largo de dos horas y media, Luis Miguel dio prioridad a los temas de su nuevo álbum, en donde ensalza las raíces mexicanas, por lo que estuvo acompañado de mariachi.

Fue el momento ideal para que Luismi entonara “La fiesta del mariachi” que, como su nombre lo dice, contagió al público con una verdadera celebración mexicana e incluyó otros temas nacionalistas que sonaban mientras en la gran pantalla se proyectaba la bandera de México.

Ya para la recta final, el cantante hizo bailar a todos con el clásico “Isabel”, que llenó el escenario con una explosión de confetis blancos para despedirse de una experiencia musical, misma que reivindicó a El sol para volver a brillar en su órbita.

Cerrar