www.LuisMiguelSite.com - Sitio No Oficial

TOUR 2007

Con música y coloridas luces Luis Miguel recorrió 25 años de éxitos
Alessandra Hernández V. / elimpulso.com
05/28/2007

Pese al costoso precio de las entradas, la concurrencia al Estadio Universitario de la Universidad Central de Venezuela fue masiva. Un público más adulto contemporáneo y muchas damas de la tercera edad, colmaron el recinto para aplaudir al astro mexicano después de una larga pausa sin venir al país.

Antes de comenzar el show, a las 8:15 p.m. un grupo de periodistas y empleados de RCTV se ubicó en las gradas para protestar por el cierre del canal. La respuesta de los presentes fue inmediata: consignas de apoyo, aplausos y minutos de silencio con la mano derecha en alto, al escuchar el toque fúnebre de un solitario clarín. Al concluir la ceremonia, los comunicadores sociales se retiraron.

A las 8:46 p.m. los paneles con miles de minúsculos bombillos, dispuestos al fondo del escenario se iluminó y tanto en la pantalla central como en las laterales, se dibujaban tres colores: azul, rojo y blanco. De las pinceladas se dibujó un corazón, todo por animación computarizada. Dos minutos después, el azteca estaba frente a una multitud de fans que no cesaron de gritar durante la hora y treinta minutos que estuvo cantando.

El Forum de Valencia fue el primer escenario que recibió a este consagrado intérprete, el pasado viernes 18 de mayo. Luego continuó su recorrido por el país en el Estadio Luis Aparicio, de la capital zuliana, el domingo 20 de mayo. Y concluyó sus presentaciones en el Estadio de Béisbol de la Universidad Central de Venezuela el sábado 26. Pero antes, ofreció una velada privada sólo para mil personas que adquirieron las entradas a un costo de Bs. 2.400.000,00.

Pop, bolero y rancheras conformaron el repertorio de "Luismi", quien con una simpatía inusual habló a los venezolanos y hasta los animó a brincar y bailar. Dos coristas y cinco músicos tocaron con él. "Qué nivel de mujer" abrió fuegos, para continuar con "un recorrido por 25 años de éxitos", como dijo el cantante. "Suave", "Sol, arena y mar", se escucharon. "Gracias Caracas por acompañarme, después de ocho años. De verdad que se los agradezco", expresó el vocalista. Con varios popurrís, transportó a sus seguidores a los tiempos de 'Romances', "¿quieren cantar algunos boleros conmigo?", preguntó antes de comenzar la selección de piezas como "No me platiques más", "Contigo en la distancia", "Usted" y "La puerta". Cuando cantaba "La Barca", ordenó al guitarrista que dejara de tocar y para escuchar el coro a capella de las almas que ocupaban el Universitario.

Emocionado, dejó a su público cantar y al finalizar fue él quien aplaudió. Considerado uno de los artistas que más discos vende en Venezuela, Luis Miguel demostró con su voz por qué la gente gusta de comprar sus trabajos y por qué pagan lo que sea por verlo en vivo. Aunque el audio falló en varias ocasiones, su calidad vocal se impuso. Al ritmo de cada canción, los juegos de luces cambiaban las tonalidades de colores cálidos a tenues, creando una atmósfera alegre o romántica, según fuera el caso. Ambiente propicio para enamorados, nostálgicos o despechados.

"No sé tú", "Inolvidable", "El día que me quieras", "Historia de un amor", "Nosotros", "Por debajo de la mesa", "La gloria eres tú", "Perfidia", "Bésame mucho", siguieron la lista de boleros. "Amor, amor", "Te necesito", cerraron el segmento edulcorado. A las 9:55 p.m. diez mariachis lo acompañaron en lo mejor de "México en la piel": "Échame a mí la culpa", "De qué manera te olvido" y la más solicitada, "La Bikina".

Otro set de pop complació a damas y caballeros, quienes gritaban eufóricos por igual. "La chica del bikini azul", "Ahora te puedes marchar", "Sintiendo tus besos", "Cuando calienta el sol" y "Será que no me amas", animaron a la fanaticada. Luis Miguel quiso estar más en contacto con sus admiradoras estrechándoles las manos a las de primera fila, y hasta aceptó una rosa roja de una de ellas.

Eran las 10:28 cuando "el sol de México", como lo llaman inició la despedida. Sonriente y agradecido, expresó su emoción con besos y aplausos para un público que no lo deja en el olvido, pase el tiempo que pase. Dicen que de lo bueno poco, y así fue con Luis Miguel, quien no incluyó en su equipaje éxitos como "La incondicional" o "Tengo todo excepto a ti", temas que muchos desearon escuchar pero se fueron con las ganas, hasta que él decida volver.

Cerrar