www.LuisMiguelSite.com - Sitio No Oficial

TOUR 2007

Luis Miguel entre baladas y rancheras
JOSE ANTONIO AZOPARDO / EL UNIVERSAL
05/20/2007

Más de 52 millones de discos vendidos en el mundo, 25 años de carrera, 37 de edad y ocho sin venir a Venezuela. Sin embargo, el público local se mantiene fiel al legado de Luis Miguel. Así lo demostró el viernes en el primero de los tres conciertos que el mexicano dará en el país.

A las 8:25 de la noche el Forum de Valencia estaba atestado de gente. Sin teloneros, el astro apareció ataviado con un sobretodo negro para iniciar unos de los cuatro popurrís: Qué nivel de mujer fue la elegida para arrancar en clave pop. Siguió Suave y Sol, arena y mar. "Llevo ocho años sin venir. Parece mentira. ¡Qué belleza de público!", fueron sus primeras palabras.

Siguió con el set de boleros, quizá el más nutrido de la velada que, en total, sumó 38 canciones. Usted es la culpable y La puerta arrancaron alaridos por parte de la audiencia femenina. Contigo en la distancia fue cantada por el público ante un Luis Miguel emocionado. También sonaron Inolvidable, El día que me quieras, No se tú, Historia de amor y Por debajo de la mesa.

La siguiente sección fue en homenaje a su tierra natal. Apoyado por un sólido cuerpo de mariachis, Luis Miguel entonó el repertorio de su álbum México en la piel, pero que son reconocidos clásicos del cancionero latinoamericano: Échame a mí la culpa, De qué manera te olvido y La Vikina. Una lluvia de serpentinas verdes, blancas y rojas (colores de la bandera mexicana) cerraron el acto.

El pop se volvió a apoderar del escenario en la última parte del show. Envuelto en beats de disco music, Luis Miguel volvió a la tarima con su tercer cambio de vestuario, un saco negro, pantalón gris y camisa a rayas. Ahora te puedes marchar y Cuando calienta el sol pusieron a bailar incluso a los funcionarios que resguardaban la seguridad del evento.

Durante todo el recital, exceptuando el homenaje a México, acompañaron al cantante una decena de músicos. Dos coristas le soportaron también con sus cantos, y con algunos movimientos.

La estrella se mostró siempre confiada. A cada paso se engrandecía, y llegó a su clímax al momento de cerrar. Ante los pedidos del público reapareció en escena para dar otra estocada, también con piezas pop, pero matizado con baladas. Sintiendo tus besos, Será que no me amas y Te propongo esta noche pusieron otra vez a cantar a la gente. Luis Miguel fue aplaudido, pero él también se rindió y aplaudió.

La audiencia pidió el regreso, pero el griterío no fue suficiente. Las luces se encendieron a las 10:16 pm. El 26 será el turno de Caracas en un recital donde 20 mil personas podrán corear al "Frank Sinatra mexicano".

Cerrar