Luis Miguel da la bienvenida al 2015 en Monterrey

eluniversal.com.mx / por Anjel Caballero
01/01/2015

'El Sol' le dio vida a fragmentos de melodías clásicas para los miles de presentes en el Parque Fundidora, quienes le demostraran su fidelidad y entrega

Una estrella internacional apareció cinco minutos antes de las 22:00 horas en el Parque Fundidora para hacer de la víspera de año nuevo en Nuevo León, una velada romántica y calurosa pese a la baja temperatura y brizna continua.

Porque con canciones como "¿Quién será?" y "Tú sólo tú", Luis Miguel es un artista con la capacidad de congregar a miles sin importar el frío, agua y lodo que tengan que enfrentar.

Con nueve músicos en escena y una corista, dos pantallas a los extremos y una gran pantalla central, 'El Sol' presentó como primer medley de su espectáculo, "Dame tu amor / Sol, arena y mar / Suave", melodías que formaron un largo pero efectivo conjunto que todos los presentes cantaron de principio a fin.

"Amor, amor, amor" y "Que tú te vas", continuaron con Fiesta de Año Nuevo que por segundo año consecutivo se llevó a cabo en Monterrey.

"Vamos a calentar un poco el ambiente con estos boleros"; expresó 'El Sol' a su público nuevoleonense, antes de su segundo mezcla especial de interpretaciones, con las clásicas "Todo y nada / Sabor a mí / Sin ti".

Con "Por debajo de la mesa", sus fanáticos trataban de cantar junto con Luis Miguel pero éste, imprimiéndole su propio estilo, no dejaba ser perfectamente acompañado, lo que en realidad a nadie le importaba pues continuaban disfrutando, gritando y cantando. "La gloria eres tu" y "Bésame mucho", complementaron el momento.

Otra mezcla de canciones se llevó a cabo con "Pupilas de gato / Alguien como tú", así como "Hoy el aire huele a ti" unida a "Sintiéndote lejos", durante las cuales 'El Sol' se paseaba por el escenario elegantemente vestido de traje oscuro, camisa blanca y corbata negra.

"Esa niña", le dio un toque menos melancólico y más alegre una experiencias humanas, el amor.

Sentado en un banco negro junto a una pequeña mesa, Luis Miguel le dio vida a fragmentos de melodías clásicas como "Amante del amor / Más allá de todo / Fría como el viento", para levantarse y culminar la mitad de su show con la mezcla de "Tengo todo excepto a ti / La incondicional".

Luis Miguel, retirándose por breves minutos de la enorme tarima en la que se presentaba, dejó que su jazzista deleitara a los regios, para volver con otra conjunción de éxitos: "Yo que no vivo sin ti / Culpable o no (Miénteme como siempre)".

Dejando que los miles de presentes le demostraran su fidelidad y entrega, interpretaron al unísono cuando 'El Sol' "les prestó" su micrófono, por casi un minuto en "Hasta que me olvides".

Dejándose ver por un instante, Michelle Salas tras bambalinas se asomó al escenario, lo cual su padre aprovechó para cantarle "Te necesito".

La media noche se acercaba así que Luis Miguel repitió su dosis de boleros nocturnos y románticos con otro popurrí; "Mucho corazón / La media vuelta / Amorcito corazón".

Y 'El Sol' se metió. En su lugar ,11 artistas aparecieron con instrumentos en brazos para interpretar "El son de la negra". Preludio para que los mariachis de El Sol reencendieran los ánimos de la audiencia con canciones completas, tales como "El Viajero" y "Si nos dejan".

Para dar paso a otro binomio melódico, "El otro mundo / Sabes una cosa" que mostraron a un Luismi más suelto y bailador pues ya se había deshecho de su saco para quedar vestido todo de negro, desde la camisa, hasta el chaleco y pantalón.

"Cielito lindo / Que bonita es mi tierra / Viva México", fue otra conjunción musical que despertó el espíritu nacionalista en los presentes, que El Sol parecía disfrutar.

La brizna arreciaba al igual que los ánimos de sus fanáticas quienes corearon a todo pulmón un popurrí más: "Separados / 1+1= 2 enamorados / Directo al corazón".

El 2015 estaba a solo unos minutos de llegar, por lo que su última mezcla, compuesta por "Vuelve / Eres / Cómo es posible que a mi lado / Será que no me amas / Te propongo esta noche", fue aún más festiva y llena de baile.

Bajo un cielo nulo de estrellas pero repleto de nubes, Luis Miguel dio paso a su encore: "Déja vu" y dos melodías navideñas, que para sorpresa de muchos, no marcaron el final de su presentación.

Pues él mismo dio la cuenta regresiva para recibir el 2015. El cielo se pobló de fuegos artificiales mientras 'El Sol' protagonizaba la fiesta que para unos cuantos apenas daba comienzo a ritmo de su última canción "Labios de miel".

"¡Gracias! ¡Buenas noches Monterrey! ¡Feliz año!" fueron las últimas palabras y deseos de un artista que sigue cautivando multitudes.


Regresar