www.LuisMiguelSite.com - Sitio No Oficial

Córdoba fue rojo pasión para Luismi

www.cadena3.com
11/10/2010

Luis Miguel encantó a 10 mil fans en un recital a puro romance anoche en el Orfeo Superdomo.

Por obra y gracia de los miembros del club de fans cordobés de Luis Miguel, que los entregaba a la entrada, miles de globos rojos podían verse en manos de la gente que ocupaba anoche las gradas del Orfeo Superdomo. Un color más que apropiado para pintar la postal de la pasión que el público cordobés siente por Luis Miguel, que ayer volvió a encenderse 10 minutos antes de las 22, cuando el mejicano salió a escena sonriente, bronceado y de impecable traje negro, camisa blanca y corbata a rayas (que más tarde cambiaría por otro look) para cantar Te propongo esta noche.

El escenario era realmente impactante, con una gran pantalla de fondo, leds de colores detrás y a los costados, y escalones también tapizados de leds, en los cuales se paraba la prolijísima banda y las coristas que acompañaban al cantante. Las luces iban en sintonía con el clima de cada canción, como cuando le pusieron color naranja al inicio de Suave, donde también latieron al compás de la melodía.

Pocas palabras, más mimos. Luis Miguel estuvo más bien parco en lo que a hablar se refiere: abrió la boca sólo para cantar y, en los primeros momentos del show, para darle la bienvenida al público e incitar las gargantas de sus fans para que fueran al máximo. Pero sí se acercó varias veces al borde del escenario para extenderle la mano a sus chicas y dirigió sonrisas blanquísimas a diestra y siniestra. Como nota bizarra, un guardaespaldas gigantesco, rapado y moreno vigilaba todo el tiempo desde el costado de las tablas.

La voz de “Luismi”, que siempre fue su apoyo más sólido, sigue estando en excelente forma y brilló especialmente en La barca, con el acompañamiento sensible y virtuoso de su guitarrista, y en la versión que ofreció del tango Volver, más virada hacia terrenos de la balada. Y como una muestra de confianza hacia su propia voz, el cantante se animó a un dúo virtual con Frank Sinatra, que apareció en la pantalla gigante para cantar con él la canción Come fly with me, que supieron grabar juntos.

Pero, por supuesto, las reacciones más extremas del público vinieron con las baladas. O tú o ninguna puso al Orfeo a punto caramelo y Luis Miguel aprovechó para sacar de la manga Entrégate, que enganchó con La incondicional.

De todas formas, el final del show vino bien arriba, con Qué nivel de mujer, un popurrí de viejos éxitos (entre los que estuvieron los infaltables y festejadísimos Ahora te puedes marchar, La chica del bikini azul y Cuando calienta el sol) y un nuevo hit: Labios de miel. Como para que el golpazo al cuore de las muchachas fuera doble: con dulzura, pero también con mucha onda. Esta noche, será la fiesta de despedida.

Mirá al cielo, puede ser él
Según le contaron a Cadena 3 algunas fuentes del cuerpo de seguridad de Luis Miguel, el cantante pidió en la mañana de ayer un helicóptero para sobrevolar la ciudad y las sierras. El mejicano llegó a la 1 de la madrugada de ayer en un vuelo privado proveniente de Corrientes, donde brindó un show el lunes a la noche. Según se comentó, “Luismi” venía vestido de manera informal, con jeans, camisa y zapatillas. Además, les habría pedido especialmente a sus guardias que, en el show, trataran bien a los fans que se acercaran a la valla a dejarle regalos.

Lo que se le canta
Alfombras flamantes, sillones retapizados exclusivamente para él, toallas nuevas, blancas y recién lavadas son algunos de los pedidos para el camarín de Luis Miguel que sugieren que el astro mejicano tiene una cierta obsesión con la limpieza extrema. A eso se le agrega agua mineral Fiji, extraída de un manantial de máxima pureza y envasada en probadas condiciones de salubridad y rosas blancas sin espinas. ¿Para comer? Frutas frescas, quesos, nueces y galletas. Aunque muchos seguramente pensarán que tanto lío es innecesario, más si se considera que, siempre que visitó nuestra ciudad, el cantante ni siquiera pisó el camarín que le tenían preparado. Habrá que ver si esta vez es la excepción.

Fanáticas en serio
Si bien hay muchas fans que venían haciendo cola desde el 19 de octubre, turnándose de acuerdo a sus trabajos y disponibilidad de tiempo, en los días previos al show el grupo de gente que esperaba el recital de “Luismi” fue aumentando. Reposeras, mantas, toldos, sombrillas, mate y, por sobre todo, banderas que demostraban su fanatismo por el “Rey” eran los accesorios preferidos de las chicas y chicos sumergidos en esta particular previa.

Cerrar