Luis Miguel: "Dedicarles mi vida y mi carrera, valió la pena”

por Andrea Gonzalez-Villablanca / cl.globedia.com
02/25/2012

periodista y columnista chilena, directora de la prestigiosa Revista-Blog DIVA Latinoamerica y fundadora de Ninfas de Rokitansky, organizacion dedicada a reconstruir la vida de mujeres afectadas con el sindrome de MRKH.

La sorpresiva noticia sobre el posible regreso al Festival de la Cancion de Viña del Mar, me inundaba en incertidumbres. Para muchos periodistas, (me incluyo), la pregunta sobre las razones de por qué un artista de la magnitud de Luis Miguel se presentaría en un escenario de progresivo desprestigio nacional e internacional... ¡era para dudar!.

Si bien son muchos los medios latinoamericanos que acuden a cubrir este certamen, los críticos revelan detalles de la poca seriedad de una organización que discrimina y coarta el oficio periodístico, los instala en una improvisada carpa de prensa con pantalla televisiva para ver el show y un día después los ubica en galería, mientras ‘personajes’ de dudosa reputación y sin conocimientos sobre grandes espectáculos, se les ve sentados en primera fila. ¡El mundo al revés!

Pero volvamos a Luis Miguel y su regreso después de casi 18 años de ausencia a un escenario que lo vio nacer artísticamente. El milagro, fue pasado las 1 de la madrugada para que después de una larga pero agradable introducción musical sobre sus éxitos más significativos, se diera la bienvenida al cantante e interprete hispanohablante más importante de nuestra historia.

Con los infaltables comienzos envueltos en ‘Te propongo esta noche’, ‘Suave’ y ‘Con tus Besos’, Luis Miguel intentaba llegar a su máximo y la incomodidad de retorno de sonido se volvia recurrente con cada palabra que matizaban estas canciones.

La orquesta es de primer nivel y aunque en ocasiones no lograba deslizarse junto a la voz del artista, resulto encantadoramente pulcra... aunque debo confesar que la reducción de músicos y coristas se hizo notar, pues algo faltó para alcanzar la magia del show original.

Silencios oscuros daban paso a más de sus inolvidables canciones, los gestos de incomodidad en Luis Miguel, exteriorizaban la poca satisfacción con lo que oía. Eran consecutivas las instrucciones hacia el sonidista ... una característica del mexicano en cada uno de sus conciertos... Asi, se define su extremo perfeccionismo, apocado con su eterna caballerosidad, amabilidad y notorias pinceladas de emoción. No había duda que a pesar de verse en medio de un aprieto... sus 30 años de carrera son capaces de disminuir hasta la más alta tensión.

¡Y comenzaron los boleros!

Elegante, educado y fielmente vestido de negro. Luis Miguel interpretó, tal vez, una de sus favoritas, ‘Tres Palabras’ e inició su repertorio de boleros que lo regresaron al verdadero oasis de la interpretación. Fue ahí cuando se mostró algo más cómodo e interactuó con la lealtad y respeto de su público, decidido a dejar cantar a sus fans. Con ‘Somos Novios’ todo cambió y la voz de un hombre de 41 años se dejó oír, como una sublime melodía, demostrando que es ¡El máximo galán del romanticismo!

Había llegado, para mi gusto, el momento máximo de la noche, un legendario dueto virtual junto a Frank Sinatra y la siempre exquisita ‘Come fly with me’. Puede sonar algo meloso, pero es alucinante oír esas dos voces delicadamente feroces para el alma y unidas por una misma pasión... la música.

Luego llegaron ‘O tú o ninguna’, los fabulosos medley pop, oldies y dance...¡toda una locura desatada!. Sobre el escenario, una mesa sostenía las escasas rosas blancas que no tuvieron dueña y evitaron cualquier historieta posterior al show.

Con la llegada de los ‘animadores’ y teniendo en sus manos gaviota de plata, oro, platino y las llaves de la ciudad, entregadas por la incesantemente aduladora Virginia Reginato, alcaldesa de la región... un sonriente, Luis Miguel, exclamo ‘Dedicarles mi vida y mi carrera, valió la pena’

Con su infaltablemente acertado saco de terciopelo y luciendo más joven y estilizado, la hora y 38 minutos del espectáculo, de quizás el único artista que le dio distinción al pop, sublimidad a los boleros, glamour a los mariachis, entrega total a la música romántica y exclusividad a los artistas hispanohablantes, se despidió y confirmo que sus deseados ‘Labios De Miel’ son sólo la puerta de salida a su máxima gloria...su voz.

•Luis Miguel comenzo a celebrar sus 30 años de trayectoria en un concierto privado ofrecido en Conrad Resort & Casino, Uruguay. Este 25 y 26 de febrero inaugurará la Arena Ciudad de Mexico.
•Las deficiencias tecnicas se presentaron durante las siguientes noches de festival con distintos artistas internacionales.
•Luis Miguel, fue reconocido con el maximo galardon nunca antes entregado, la gaviota de platino. Segun la alcaldesa de Viña del Mar, el premio solo estaba destinado al Sol de Mexico.

Regresar