Luis Miguel y un exclusivo show en Punta del Este

Exitoina.com
02/22/2012

Luis Miguel brindó un exclusivo show en Conrad Punta del Este Resort & Casino para casi mil seiscientos clientes preferenciales del casino y celebridades de la región en el marco de la celebración de sus 30 años de carrera artística.

El mexicano llegó el sábado 18 en la tarde en un avión privado acompañado por su manager, dos guardaespaldas y un ama de llaves. Dos días antes había arribado a Punta del Este un equipo de 50 personas entre músicos, sonidistas, vestuaristas, iluminadores y el staff del armado del escenario.

Su estadía en la localidad uruguaya se extendió hasta este miércoles 22, en la lujosa Suite Conrad de casi 600 metros cuadrados con una vista privilegiada a las playas Mansa y Brava y a la Isla Gorriti, con un costo de USD 7.500 por noche.

Los requisitos del artista para la habitación fueron: temperatura de 23°C, muchas velas de vainilla para aromatizar el ambiente, arreglos con coloridas flores y tequila Patrón Añejo.

La noche del sábado cenó en “St. Tropez”, el restaurante gourmet del hotel, donde saludó a Jorge Serna, vicepresidente y gerente general de Conrad y a su familia. Eligió de la carta Merluza negra con verduras grilladas, puré de berenjenas y salsa de coral de vieiras, Dúo de cordero: rack envuelto en jamón de Parma sobre ratatouille y lomo sobre escabeche de hongos y misuna acompañado de gratén de boniatos y tartufo, agua sin gas y vino tinto Purple Angel de Viña Montes.

Fue al casino después y probó suerte en una mesa de ruleta de la sala vip Club Conrad. El domingo, almorzó en la suite un Club sandwich, chivito de lomo sin cebolla, agua sin gas, y para la cena solicitó ensalada verde, muslo de pollo y ojo de bife con verduras al vapor, agua mineral y jugo de limón.

La noche del show volvió a St. Tropez y se tentó con un plato Atún rojo en velo de semillas, puré de habas al perfume de wasabi, puerros crocantes y salsa oriental.

Previo al recital, los invitados degustaron un cóctel de gala que incluyó sushi de jamón crudo y rúcula, ceviche de vieiras, blinis de salmón con caviar, pincho de queso de cabra, sésamo y tomates secos, langostinos en milanesa, brochette de pollo, costillas de cordero, pinza de cangrejo rebozado, petit fours y bombones.

Entre las figuras invitadas estuvieron el expresidente de Ecuador Lucio Gutiérrez Borbúa, Adrián Suar y Griselda Siciliani, Maia Chacra, Florencia de la V, Guillermo Cóppola, Karina Mazzoco, Susana Rinaldi, Sebastián Vignolo, Claudio María Domínguez, Andrea Bisso, Gerardo Sofovich y Ernestina Herrera de Noble.

También hubo figuras de Brasil, como Guilhermina Guinle y Alexia Deschamps, y los uruguayos Alejandra y Adriana Forlán, Pablo Cuevas y Enzo Francescoli.

El show comenzó el lunes a las 23:00 en punto con una introducción de la banda compuesta por 10 músicos y una vocalista. De impecable traje y camisa negros, Luis Miguel salió al escenario entonando “Te propongo” y luego “Suave”, a las que siguieron “Con tus besos”, “Tres palabras” y “La barca”. Los boleros no se hicieron esperar para deleite del público: “No me platiques más”, “No sé tú”, “El día que me quieras”, “Somos novios”, “Por debajo de la mesa”, “La gloria eres tú” y “Bésame mucho”.

Animados por el cantante a tararear los temas con él, los invitados no dejaron de ovacionarlo a lo largo de todo el show que siguió con “Inolvidable”, “La última noche”, “Amor, amor, amor”, “Come fly with me” y “O tú o ninguna”. Luego de saludar cariñosamente a la ciudad de Punta del Este, dos pantallas gigantes a los costados del gran escenario siguieron mostrando cada detalle del artista mientras interpretaba “Palabra de honor”, “Esa niña”, “Tú, sólo tú”, “Te necesito”, “No existen límites”, “Qué nivel de mujer” y “Fiebre de amor”. “Labios de miel” fue la canción de cierre de este memorable recital que se prolongó por más de una hora y media.

Fue la cuarta presentación en Conrad Punta del Este del notable cantante mexicano y el primer punto de su gira 2012 que continuará en Chile donde abrirá el Festival de la Canción Internacional de Viña del Mar y luego a escenarios de varios países de Latinoamérica y España.

Regresar