www.LuisMiguelSite.com - Sitio No Oficial

Se entregan Luis Miguel y su público en NY

El Universal
11/12/2003

Suspiros, ovaciones y entrega total del público y el artista caracterizó el concierto del cantante mexicano Luis Miguel, quien prometió una noche inolvidable, en el Madison Square Garden de Nueva York.

Durante dos horas, el público disfrutó de un Luis Miguel enérgico, moviéndose sin parar de un lado a otro del escenario y siempre sonriente, que les brindó sus nuevos temas y viejos éxitos.

El "33 Tour" es como ha bautizado la gira que le trajo a Nueva York y que le llevará a presentarse en varias ciudades de Centro y Sudamérica, para terminar con cuatro conciertos en México en el 2004.

Con una hora de retraso y ante la impaciencia del público, la figura del cantante apareció en medio del escenario, decorado con tres columnas a cada lado, que en lo alto tenían adornos que simulaban lenguas de fuego.

Tres gigantescas pantallas de televisión reproducían su imagen así como vídeos para acompañar las canciones.

"Vuelve", de su más reciente disco "33" que da título a la gira, fue el primer tema del espectáculo, mientras el público le recibía de pie y con una ovación.

"Amor, amor", uno de sus grandes éxitos fue el segundo, para luego continuar con "Ahora que te vas", "Y sigo" y "Eres", también de su nueva producción, compuesta por temas de Armando Manzanero, Juan Luis Guerra, Kike Santander y el propio Luis Miguel.

Presentado hace un mes en Cancún, México, la producción se ha colocado de inmediato en la preferencia del público y es el segundo álbum que el cantante produce en su carrera.

En su primer contacto con el público, les agradeció su presencia y calificó el momento como "una linda celebración". También señaló que interpretaría las canciones que convirtieron en éxito, las que no cantaba hace más de 15 años así como las de su nuevo álbum.

De inmediato interpretó "Devuélveme el amor", canción que al cuestionársele en la presentación de su disco a quién lo dedicaba, el "Sol de México" prefirió guardar silencio, aunque muchos interpretaron que se trataba de la cantante Mariah Carey, con quien tuvo un romance.

Durante toda la noche, la seguridad del Madison tuvo que lidiar con las admiradores que constantemente se acercaban y extendían sus brazos sobre la valla de metal que separaba el escenario y la primera fila de asientos.

Las jóvenes miraban como hipnotizadas al cantante, le extendían flores o peluches, tratando de llamar su atención. En unas dos ocasiones, Luis Miguel se les acercó, bajo estrecha vigilancia, las saludó, besó a una niña y tomó una rosa, provocando gran euforia.

El público, en su mayoría jóvenes adultos de todas partes de Latinoamérica, solos o acompañados, disfrutaron de los románticos temas, y otros más movidos, interpretados por un artista que indudablemente se ha mantenido en la preferencia del público desde que comenzó su carrera cuando apenas era un niño.

Luis Miguel, que tuvo tres cambios de ropa durante el concierto, interpretó varios popurrís de sus grandes y viejos éxitos, tal y como prometió al público, y entre éstos incluyó "No se tú", "Como duele", "Suave" y "Por debajo de la mesa".

El intérprete recordó a su progenitor, el desaparecido cantante y compositor español Luisito Rey, para agradecerle que le hubiese motivado a continuar cantando, cuando sintió temor ante el cambio de su voz en la adolescencia.

Aseguró que de no ser por él, no hubiese continuado, para dar paso a temas que formaron parte de su repertorio en esa etapa de su vida, como "Palabra de honor". El público disfrutó también de "Entrégate" e "Incondicional", momento en el cual ya estaban puestos de pie, cantando a viva voz.

El artista retornó a su nuevo proyecto para interpretar las hermosas melodías "Con tus besos", "Nos hizo falta tiempo" y "Qué tristeza".

En momentos en que se proyectaba la bandera mexicana en la pantalla, se escuchó en la gigantesca sala "Me sobra corazón", "La media vuelta" y "Amorcito corazón".

La noche culminó con el candente tema, y uno de sus grandes éxitos, "Cuando calienta el Sol", mientras caía una lluvia de confeti rojo.

Sin embargo, el público no quiso abandonar la sala y ante su reclamo, retornó para interpretar "Te necesito", el primero en promoción de su nuevo álbum.

Cerrar