www.LuisMiguelSite.com - Sitio No Oficial

¡Chiquitito!

Por Lorena Flores / Al Día
11/03/2003

Al Luismi lo que es del Luismi, y la noche del sábado, el Smirnoff Music Centre de Dallas, le perteneció a "El Sol". Con un espectáculo en el que dominó un ambiente de complicidad entre Luis Miguel y su público, el cantante pisó esta ciudad como parte de su gira 03/04.

Desde el primer momento en que el cantante apareció en el escenario, 40 minutos después de lo pautado, el público estaba listo para aplaudirle y festejarle todo. La diferencia con respecto a otras ocasiones es que esta vez, él estaba dispuesto a hacer lo mismo.

Visiblemente contento y relajado, Luis Miguel no sólo ofreció lo mejor de su repertorio musical, sino que también invitaba a cantar: en numerosas ocasiones se acercó a sus fans, quienes le regalaban rosas rojas; dejó lucir a sus músicos y coristas y escuchaba sonriente cada vez que la gente coreaba con él.

La primera vez que se dirigió a los asistentes fue para prometer un rato agradable. Y cumplió. Entre baladas y temas bailables, "El Sol" manejaba el mood de la gente a su antojo.

Las tres pantallas que formaban parte del escenario se iluminaban como un "mood ring" de acuerdo al tema que interpretaba el cantante. Así, colores como el rojo, amarillo y naranja brillaban con temas como "Por debajo de la mesa", "O tú o ninguna", "Ahora que te vas" entre otras.

Antes de interpretar un popurrí con sus primeros éxitos, Luismi invitó al público a recordar en dónde y con quién estaban cuando las escucharon por primera vez. El dijo que en su caso, se acordaba de su padre Luisito Rey, pues fue quien lo animó a seguir cantando aun cuando Luismi vivió el cambio de tesitura de su voz cuando era un adolescente.

Al escuchar las primeras estrofas de temas como "No me puedes dejar así", "Entrégate" o "La Incondicional" el auditorio se transportó emocionado a los años 80 y 90.

A través de la pantalla, la bandera de México iluminó el escenario y Luismi cantó "La media vuelta" y "Amorcito corazón".

Tres veces Luismi

El negro fue el color que predominó en su vestuario. Primero apareció con traje y corbata. Después portó un ensamble de pantalón y camisa con un saco de terciopelo que realzaba su bronceado. Con este atuendo, Luismi interpretó "La chica del bikini azul", "Ahora te puedes marchar" y "Cuando calienta el sol", tema con el que se despidió.

Los gritos de "¡otra, otra!", no se hicieron esperar, y Luismi regresó – esta vez con una camisa blanca – para cantar "Te necesito", el primer sencillo de 33, su nuevo disco.

Cerrar