El 'nuevo' romance de Luis Miguel

Por Martha Figueroa
04/22/2003

Los que tengan buena memoria para esto de los romances de Luis Miguel, quizá recuerden que el 14 de enero les conté que su novia actual era Myrka Dellanos. La columna se llamó "Siempre en Domingo Forever" y desde luego fue una exclusiva de "Reforma".

Por eso me dio mucha risa el que hace unos días se comentara en todos los medios: "Megaexclusiva: Luis Miguel con la conductora de "Primer Impacto". Lo primero que me pregunté fue ¿sabrán que se murió Selena?

Ahora que si la "novedad" fue la foto de la parejita. Ni pe..nsarlo, me disculpo. Nada más porque la realidad amorosa del cantante es muy cambiante y si nos llevamos una especie de bitácora, luego nos hacemos bolas. Para que no se confundan, vayan anotando. Sobre todo los que andaban de vacaciones y no se han enterado de nada.

Pareciera que Frank Sinatra, aparte del gusto por cantada, le heredó la estafeta de "acaba con ellas", ¿no? Con todo y todo, creo que Luis Miguel es menos enamorado de lo que aparenta y más listo de lo que muchos creen. Aun así, los paparazzi volvieron a agarrarlo en la maroma y vendieron sus fotos con Myrka en una lana. Qué digo lana, fue un sablazo el que dieron a las revistas y eso que la imagen era de lo más equis. Lo bueno hubiera sido una triple equis. ¿Se imaginan a Luis Miguel en plena seducción y fotografiado a traición? Sí, yo sé que sería fantástico verle algo que seguramente nunca le veremos en persona. Peeero, no hay que olvidar que Micky es un verdadero "gentleman" y cuida muchos esas situaciones. Bueno, creo que hay cosas imposibles en la vida como tener un matrimonio perfecto, superar el 'rating' del "Desafío De Estrellas" (o "La Academia 3") y que Luis Miguel ventile su vida privada.

¡Para eso estamos nosotros! Para cumplir con las "tareas difíciles". Así ahí les va lo que me sé de la historia entre él y Myrka.

Ya se conocían hace un buen rato, porque habían hecho un par de reportajes. Pero el escenario de la última "interview" era como de película y ¿qué quieren que les diga?, se prestaba para el romance. Justo la segunda semana de diciembre pasado, Luis Miguel ofreció el último concierto de la gira "Mis Romances" en un lugar espectacular que se llama "Anfiteatro de Altos de Chavon" en Santo Domingo. Por cierto, oigan esto: los boletos "VIP" costaban 350 dólares (¿quéeee?). Para que le vayan calculando.

Total que con el rollo "hay que ponernos de acuerdo para la entrevista", los l ugareños vieron a Luis Miguel y Myrka perdidos de amor en el resort "Casa de Campo", en la localidad de La Romana.

No es por defender a nadie, pero el lugar es muy, pero muy inspirador. Y hay un detalle maravilloso: ocuparon la misma suite que Melanie Griffith y Antonio Banderas cuando, ya saben, le pusieron Stella del Carmen a la niña. ¿Quedaron restos de "toloache"?

Lo que aseguran los testigos es que Luis Miguel pidió que le dieran a su acompañante el mejor asiento para el concierto, o sea la silla frente a él. Y si entre bolero y bolero se daba cuenta que Myrka de repente había desaparecido ¡se armaba la gritazón contra el staff!

Mmm. Suena como que esta novia sí le gusta en serio. Así que mejor pensemos por qué será. Digo, nada más para pasar el rato.

Myrka Dellanos tiene casi 38 años (él cumplió 33 hace 3 días), se ha casado 2 veces y tiene una hija de 8.

Por cierto, ¿qué creen? Me dijo alguien superenterado que Michelle, la hija de Stephanie Salas, está puestísima para reanudar lazos de familia con Luis Miguel. Lo cual está padre...

Retomando, las virtudes de la nueva afortunada en el corazón de Micky, les digo que lleva como 15 años en tele, conduce uno de los programas más vistos en Estados Unidos, tiene cinturita, caderota y toca la flauta. ¿Alguno de ustedes conoce a alguien que toque la flauta? Les juro que al que me diga que sí le doy un premio.

¡Claaaaro!, eso fue. Lo fuera de lo común, siempre ayuda...

Alguna vez me la encontré en un semáforo en Miami. Iba en un carrazo deportivo verde y hablando por teléfono con esa miradita cómplice de "estoy haciendo travesuras". Eso me llamó la atención, y luego leí la nota del divorcio de su segundo marido.

Pues la historia sigue hasta hoy.

Sólo que Luis Miguel está como yo con las dietas. No se decide.



Regresar